miércoles, 22 de octubre de 2008

REFLEXIONES SOBRE LA EDUCACIÓN



La complejidad de la tarea de educar es evidente. Por una parte, es un proceso largo, donde la escuela y su profesorado tienen un papel muy importante pero, en el que sin duda, la familia, el entorno más cercano al alumnado y la sociedad en su conjunto, también tienen un papel imprescindible.
A continuación os presentamos ideas relacionadas con el valor de la palabra educar. No pretendemos cambiar nada, sólo ofrecer una excusa para hacer reflexionar a todos/as los que de alguna manera nos sintamos implicados en la tarea de educar:
- Un sistema escolar que no tenga a las familias como base, es igual que un cubo con un agujero en el fondo.
- La educación es lo que sobrevive cuando olvidas lo que has aprendido.
- Lo más maravilloso de aprender una cosa, es que nadie te la puede quitar.
- Hay dos tipos de educación: la que enseña a ganarte la vida y la que te enseña a vivir.
- Se puede ser brillante en la escuela y suspender en la vida.
- Hay que aceptar a las personas como son.
- Las buenas maneras son como el cero en aritmética. Quizás no representen mucho por sí solas, pero pueden aumentar considerablemente el valor de todas las demás cosas.
- Nuestros alumnos y alumnas son mensajes que mandamos al futuro.
.